Las herramientas del marketing en la labor del Productor Asesor de Seguros

Tener un programa bien diseñado nos permite alcanzar nuestros objetivos y en el ámbito laboral esto no es la excepción. Hoy la actividad profesional del Productor de Seguros se encuentra ante un cambio de paradigma en donde, tanto las redes sociales como el e-commerce, pretenden ser a largo plazo el protagonista en lo que se refiere a medios en la adquisición de bienes y servicios.
En este aspecto, todas las herramientas del marketing digital cumplen un rol determinante y en la actividad aseguradora hoy ya no alcanza con estar capacitado en productos, sino que el profesional de seguros debe diseñar un plan de acción que le permita fidelizar a su cliente a través de los medios que éstos están utilizando para comunicarse, informarse o capacitarse.
Es necesario contar con la mayor cantidad de información, para brindar una escala de valor al servicio. El Productor debe desarrollar su marca personal, profesionalizar su asesoramiento para contener a su cliente.

Las redes sociales le van a permitir generar contenido para mantener informado e interesado a su cliente, para que finalmente a través de la viralización lleguen a sus web nuevos prospectos. Estos medios, llámense Facebook, Twitter o Instagram son para generar contenido: Esta es la finalidad, sería un error buscar incrementar el volumen de ventas a través de ellos.
Si hablamos de publicidad por medio del marketing digital, esto incluye pautar un banner con la marca del productor en una página web que concentre visitas y clientes potenciales, posicionar su marca a través de buscadores donde se realizan campañas de costos por click, o bien, crear una landing page (una página web para una acción específica). Estas acciones están destinadas a captar nuevos clientes a través de una cotización, generada por una necesidad del potencial cliente por contratar un seguro o, quizás, porque está analizando otras propuestas.
Como podemos observar, independientemente de la opinión de los detractores o fanáticos de las redes sociales y del implacable avance tecnológico, estamos en presencia de una empresa que merece atención.
El Productor de Asesor, tiene un rol protagónico que desempeñar en el futuro del mundo del seguro, la situación es realizar un correcto diagnóstico de su entorno, evaluar cuales son la herramientas que va a utilizar y cómo administrarlas para poder seguir ocupando un espacio relevante en la intermediación, donde claramente las herramientas del marketing van a estar marcando la tendencia.

En este aspecto la labor del Productor comienza a transitar un camino donde lo artesanal comienza a quedar solapado por una variedad de acciones que tienden a automatizar los procesos. Pero no debemos confundir y aquí es donde se deben orientar los mayores esfuerzos: El asesoramiento personalizado, la diversificación en el ofrecimiento de productos hacia los rubros que no pueden ser automatizados o comercializados en formato de enlatados, es ahí donde debe orientar su plan de negocios.
Ese plan de negocio debe partir del tradicional FODA (análisis de amenazas y oportunidades), para trazar un camino donde se encuentre claramente determinado el detalle de cada una de las propuestas que el productor debe desarrollar para no verse afectado en su crecimiento, diversificarse hacia no autos y más hacia riesgos específicos que requieren de conocimiento y asesoramiento constantes.
Tanto particulares como las Pymes, sobretodo estas últimas, van a necesitar de profesionales que lo asesoren en un sentido integral. El seguro protege el giro del negocio de una empresa ante un siniestro y el patrimonio de los particulares, en este punto comienza a cumplir una función social, y aquí es donde el asesor profesional cumple un rol que es insustituible.
El profesionalismo que el cliente demanda en materia de asesoramiento al contratar el seguro, la contención y seguimiento al momento del siniestro, sumado a los beneficios que las herramientas digitales le van a brindar al Productor Asesor, definen su labor en un futuro que ya nos alcanzó.
En materia de negocios, se avecina un contexto altamente dinámico y cambiante, complejo, donde la capacidad de adaptación va a determinar la permanencia. Depende de cada profesional subir a esa inalcanzable y agotadora escalada logarítmica de tecnología, ó realizar un análisis profundo de sus capacidades, maximizando sus habilidades a través del conocimiento y la capacitación, utilizando las herramientas digitales simplemente como lo que son, instrumentos de ayuda para cumplir con su labor: Brindar Asesoramiento.