¿Cómo afecta el Coronavirus a nuestro trabajo?

El Coronavirus nos tomó desprevenidos en nuestras vidas, trabajos y empresas. Todo cambió: los vínculos entre las personas, sus reacciones, la economía y genera temor más allá de los cuidados, recaudos y medidas adoptadas en el país.

Existe preocupación por nuestros seres queridos, sobre todo por los mayores y a su vez agradecimiento por estar en familia, cuidándolos para que sigamos gozando de buena salud.
Tenemos expectativa de ver cómo nos adaptarnos a esta nueva realidad, que tal vez se prolongue por un par de meses, combinando la continuidad en el trabajo con los hijos en la casa.

Al encierro que nos conecta a veces con un vacío existencial, que estaba tapado por un continuo movimiento y múltiples actividades, se le suma una actividad económica paralizada y la incertidumbre laboral cuando esto acabe.

Existen distintas maneras de encarar esta situación, para sacar de la cuarentena una oportunidad de aprendizaje y crecimiento tanto personal como empresarial.

Ante esta cuarentena es probable que miles de Asesores trabajen por primera vez desde sus hogares haciendo lo que se llama trabajo remoto. Podrá resultarles algo nuevo a algunos y a otros no.

Según Workana, una plataforma de oferta y demanda de trabajos para Freelancers en América Latina, alrededor de 3 millones de profesionales realizan teletrabajo desde casa y prevén que para 2035 sean más de 1 billón los trabajadores que realicen actividades desde sitios remoto, ya sea en sus casas, coworking (alquiler de espacios de trabajo en común) o sitios ofrecidos por complejos de edificios o barrios cerrados que ya permiten tener tu oficina a metros de tu hogar. Este estudio fue realizado antes de la Pandemia, por lo cual podríamos avizorar que los tele trabajadores se multiplicaran al terminar la cuarentena.

Trabajo hace 20 años asesorando empresas en el área de Gestión Comercial y Finanzas, y me permito compartir algunas experiencias y tips que lo ayudaran a afrontar las problemáticas que surgen en tiempos como estos de cambios constantes, para que pueda crear una rutina laboral, donde es clave la organización.

¿Cuál es la mejor manera de eficientizar el tiempo y manejar las emociones?

Aquí te dejo cinco tips para trabajar desde casa durante la cuarentena y no sucumbir en el intento.

1. ¡Como te ves te tratas!

Para algunas personas, la posibilidad de quedarse en su casa en pijama y sin calzado era el sueño de su vida, pero en la realidad eso cambia. 

Iniciar el día con un baño y vestirte “para salir” no solo mejorará tu ánimo, sino que te preparará para comenzar con tus actividades en el horario habitual.   

2. Sé un jefe bueno

Ser su propio jefe implica darse “permisos”, como desayunar durante toda la mañana o extenderse en el almuerzo, hay que cuidar los excesos y también evitar las sobre exigencias.

No te conectes con las distracciones,  la radio y tv pueden sacarte mucho tiempo útil. Nadie te conoce tanto como vos, por lo cual debes hacerte caso. Desactivá las redes sociales y conectate en los horarios que asignes para dispersión. 

Terminar tu día a la misma hora y cambiar la vestimenta y dirigirte a otro espacio de la casa te vendrá bien para “cortar” con la oficina en casa. Es sugerible desconectar equipos y ponerlos fuera del alcance visual para no “engancharse” con trabajo fuera de hora.  

3. Estar aislado no significa aislarse.

Si no puedes salir, como la mayoría de las personas que no cumplimos una tarea esencial en esta pandemia, es recomendable indicarle al cuerpo que comenzaremos una jornada laboral: desayunar “en casa” como siempre, salir al patio o balcón y luego dirigirse al escritorio, mesa del living o computadora conscientes de que estamos en horario laboral.

Sugiero establecer horarios de descanso y en esos tiempos realizar llamadas con personas que no tengan que ver con el ámbito laboral para dialogar sobre otros temas, preferentemente trascender el coronavirus, aunque este domine todas las conversaciones actuales. 

4. No caigas en la red.

Cuando estás en el trabajo, es más probable que interactúes con colegas, pero cuando trabajas desde casa, puedes pasar todo el día sin hablar con alguien.

No caigas en la trampa de querer solucionar todo por email o mensajes o audios de whatsapp. Llamá por teléfono o realiza una videollamada directamente para generar relaciones más cercanas y directas con tus clientes y empleados.

Muchos utilizan aplicaciones como Zoom, Skype o Video Llamadas de Wup para poder verse como en situación de oficina y lograr más empatía.  

5. Bendita agenda.

Crea una agenda laboral separada de las cuestiones de la casa.

Armá un presupuesto de tus ingresos y egresos diarios/semanales.

Generá una agenda de contactos y visitas para cuando la cuarentena culmine.

Tener la precaución de las actividades que agendes para la semana sean acordes, ya que si se levanta la cuarentena este proceso será lento y progresivo.

Por último, evitar caer en la trampa de creer que podemos resolver todo, esta situación sobrepasa a todos, por lo cual evite sentirse mal por cosas que no puede resolver.
A veces gran parte del tiempo se va en actividades que podemos delegar en otras personas, y esta situación nos desafía a fortalecer y potenciar nuestros equipos de trabajo, utilizando la creatividad.

“En tiempos de incertidumbre y desesperanza, es imprescindible gestar proyectos colectivos desde donde planificar la esperanza junto a otros”. Enrique Pichon Riviére